Ciclistas de la Vuelta a España alcanzan los 300km/h a su paso por Galicia

La serpiente multicolor se convierte en una nube de polvo blanco tras pasar por Villagarcía de Arosa

Texto: Modgi. Imagen: Proscojoncio

28 de agosto de 2018, 10:58
Ciclistas vuelta a españa 28 de agosto de 2018 8:58

La Vuelta a España está pulverizando todos los récords registrados hasta la fecha. El recorrido de este año incluye un desvío por Galicia que, por alguna razón desconocida, ha motivado especialmente a los corredores, que están llegando a alcanzar velocidades punta de 300km/h.

La clave de su rendimiento: el avituallamiento sorpresa en Villagarcía de Arosa

Hasta ayer, los tiempos de los equipos se encontraban dentro de los márgenes habituales. Sin embargo, tras un breve avituallamiento en Villagarcía de Arosa, localidad que se ha hecho famosa por el libro y la serie 'Fariña', los ciclistas han iniciado el recorrido de la etapa a toda velocidad, sobrados de fuerzas, castañeando los dientes y superando con suma facilidad puertos de hors categorie, algunos de los cuales ni siquiera estaban incluidos en el recorrido.

La serpiente multicolor se ha convertido en una nube de polvo blanco que ha llegado a alcanzar puntas de 300 km/h.

“No solo se han ventilado un puerto de montaña en dos minutos, es que además no paraban de hablar y de gesticular. Todo el rato de charleta. Algunos incluso comentaban que les estaban entrando ganas de afiliarse a Ciudadanos”, asegura uno de los espectadores.

La federación, siempre suspicaz ante el buen rendimiento de los deportistas, ha ordenado realizar un control de dopaje a los participantes. Sin embargo, ha sido imposible tomar las muestras, ya que los atletas estaban demasiado alterados. "Se movían agitando los brazos sin parar y señalando con el dedo amenazantes", afirma uno de los médicos. Aun así, varios ciclistas han levantado sospechas cuando, al ser preguntados si estaban dispuestos a someterse a un control, han exclamado: "¡¿qué coca ni qué coca?!”.