Científicos del CERN intentan replicar la energía con la que los políticos españoles se aferran a sus puestos

Por ahora lo que tienen claro es que la cara de algunos es más densa que un agujero negro

Proscojoncio

22 de marzo de 2018, 18:00
científicos estudian políticos 22 de marzo de 2018 11:17

Identificar la materia oscura, intentar recrear el Big Bang, estudiar más a fondo el bosón de Higgs... todo ha quedado apartado por los que trabajan con el Gran Colisionador de Hadrones del CERN. La energía generada por explosiones galácticas queda a un lado para poder replicar una aún más potente y local: La que gastan los políticos en España para no soltar sus sillas.

Que la sede se encuentre en Suiza ayuda bastante a la hora de coincidir con algún dirigente español para ser examinado in situ.

Los expertos consultados aseguran a ojo que la potencia creada en un día por dos políticos no queriendo dimitir equivale a lo que generan tres centrales nucleares durante todo un año, sin restos de radiación y con una alta probabilidad de que los residuos resultantes sean billetes de 500 euros y un buen puesto para alguien que haya estudiado de verdad.

Los estudios realizados con los especímenes que raramente han dimitido y dejado su silla solamente muestran datos casi imperceptibles y algo de olor a culo.

"Si conseguimos nuestro propósito será un éxito sin precedentes", nos comenta un señor con bata blanca y con un nombre muy largo y casi sin vocales. "Somos conscientes de los riesgos de reproducir las condiciones de los políticos en España aquí... De momento las primeras simulaciones han dado como resultado la desaparición de carteras y que algunos no asistan al trabajo o se duerman repentinamente", termina.