Cientos de inmigrantes se disfrazan de fardos de cocaína para que PP y C’s no veten su entrada a España

La medida ya ha tenido sus primeras consecuencias y los puertos de Galicia están dispuestos a acoger

Marc Oliva

15 de agosto de 2018, 06:00
Cientos de inmigrantes se disfrazan de fardos de cocaína para que PP y C’s no veten su entrada a España 14 de agosto de 2018 10:39

Después de las constantes negativas de PP y C’s a acoger inmigrantes, se ha buscado una alternativa para disimular la entrada de inmigrantes al país. La operación llamada “Caballo de Troya” esconderá a los inmigrantes en supuestos fardos de cocaína para introducirlos en España con el consentimiento de C’s y PP.

“La introducción de droga en España es ilegal, pero es más beneficiosa económicamente que la inmigración”, declaraba Albert Rivera.

Después de ser rescatados del mar, recibir asistencia médica y haber recuperado fuerzas, los inmigrantes se esconderán en cajas recubiertas de plástico para entrar en el país. Los barcos como el Aquarius o el Open Arms contactarán con narcos gallegos para realizar las descargas en las rías gallegas.

“Si tanto el Aquarius como el Open Arms traen fardos de cocaína habrá que permitirles la entrada en España, es ilegal pero favorece la economía sumergida y el dinero negro. Dos cosas que en el PP nos encantan”, declaraba Pablo Casado.

El capitán del Aquarius lamenta que los principales líderes de la oposición tengan más interés en los bienes materiales que en las personas, pero “situaciones desesperadas requieren medidas desesperadas. Lamentablemente, el ser humano no es tan extraordinario.”, declaraba el capitán del Aquarius.