Colocan cientos de ambientadores en la Asamblea de Madrid para disimular el olor a rancio

"Es un olor muy fuerte, como de un cadáver que lleva 40 años en descomposición", declaraba un conserje

Marc Oliva

Colocan cientos de ambientadores en la Asamblea de Madrid para disimular el olor a rancio 12 de junio de 2019 0:16

Los trabajadores de la Asamblea tomaron la decisión de perfumar la sala tras sufrir náuseas y mareos durante su jornada laboral. “Fue algo repentino, de golpe llegó un hedor intenso a polvo, moho y ranciedad que ha provocado bajas laborales en la mitad de la plantilla”, declaraba el portavoz del comité de empresa.

Un equipo especializado realizó una investigación para descubrir el origen del olor y analizar cualquier riesgo sanitario. Los técnicos descartaron la toxicidad y determinaron que el olor provenía de algunos sillones situados a la derecha del hemiciclo.

“Se trata de un olor intenso y muy desagradable, pero no queda otra opción que convivir con él. Ahora ha tomado protagonismo, pero quizás en 4 años ya no se huela”, declaraba un técnico sanitario.

Los técnicos han descartado la posibilidad de fumigar la Asamblea para erradicar el olor, pero dada la intensa actividad que hay en ésta resultaría contraproducente para la Comunidad de Madrid.

No obstante, se ha permitido a los trabajadores de la Asamblea utilizar máscaras antigás durante los plenos para evitar náuseas y mareos.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Jueves?