"Condones contra la pederastia", la nueva campaña del Vaticano

"Si todo el mundo usa preservativos no nacerán más niños, y sin niños no habrá más casos de pederastia en la Iglesia", ha declarado el papa Francisco

Redacción

Papa 1 de julio de 2019 9:33

De prohibido, a obligatorio. Así de radical ha sido el cambio de opinión el pontífice respecto al uso del condón, un método que hasta hace poco solo consideraba "aceptable" para prevenir la SIDA y ahora, de repente, abraza como la solución al los problemas de la Iglesia Católica con la pederastia.

Preguntado por las consecuencias negativas que a la larga esta medida podría tener sobre la Iglesia, que acabaría por perder todos sus fieles, el sumo pontífice ha respondido con un razonamiento muy sencillo:

“Si queremos acabar con la pederastia, debemos acabar con los niños. No hay otra solución”.

Otras medidas para luchar contra la pederastia en la Iglesia, como la educación sexual o el fomento de la masturbación entre los párrocos, han sido descartadas por el líder vaticano.

Estas medidas han sido calificadas por el papa como “blandas e ineficaces” ante la potente tentación que los niños suponen para los curas católicos:

“Por mucho que nos masturbemos, la cabra siempre tira al monte”.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Jueves?