La intranet del Congreso echa humo.

Decenas de diputados cambian su titulación a "Licenciado en la Universidad de la Vida"

Escuin

13 de abril de 2018, 00:13
Graduados 12 de abril de 2018 22:13

El escándalo del máster de Cifuentes, así como los campamentos neoliberales con derecho a título (previo pago) de Pablo Casado, han puesto el foco sobre los currículum de nuestros políticos, y ellos no han dudado ni un segundo en comenzar a borrar y aproximar a la realidad sus grandilocuentes historiales académicos.

“Vale. Lo del Máster en Georgetown quítalo. Compré una sudadera en la tienda de la facultad y poco más. Inglés… chapurreado, Francés… ni de coña, e informática… puf… no podemos dejar lo típico de nivel usuario. Ni que sea por quedar bien.” fue lo que dictó, según confidentes de esta redacción, un conocido ministro a su secretaria tras conocerse el caso de Pablo Casado.

Desde el PP se ha dado la vuelta la tortilla, e intentan vender el escándalo como un signo más de su españolidad inquebrantable: “Sí, nos inventamos nuestros currículums. ¿Hay algo más español que eso? Bueno, defraudar a Hacienda, ¡pero eso ya lo hemos demostrado con creces!”.

El subidón de chulería ha sido tal que el mismísimo M. Rajoy ha estado a punto de ponerse a gritar: “¡Y yo tengo las opos porque mi padre cortaba el bacalao! ¡Joderos, pringados!”, pero se ha rajado en el último momento, tras ver más espumarajos de los habituales saliendo de la boca de su asesor de prensa.