La DGT obligará a gritar "Pip-pip-pip-pip" a todos los que practiquen la marcha atrás

Escuin

24 de septiembre de 2018, 16:43
Sex 2 de septiembre de 2018 21:09

Si la disminución de la población fumadora ha provocado que tu única actividad posible tras terminar un polvo sea forzar silencios incómodos, aclararte la garganta mirando al techo o, mucho peor, hablar sobre series, no te preocupes: la DGT ha llegado para irrumpir tras el coito y multar a todos aquellos imprudentes que practiquen la marcha atrás.

A partir de la próxima semana, cualquier insensato que decida sacarla justo antes de terminar, deberá advertirlo gritando cual vehículo de alto tonelaje. Además, fuerzas de seguridad del estado, en conjunción con médicos la Seguridad Social y voluntarios de asociaciones en contra de los embarazos no deseados patrullarán las calles atentos a los gemidos que puedan surgir de los balcones. Así, no debería extrañarnos que tras el típico “¿Qué, te ha gustado?”, escuchemos un “¡Espero que tenga un condón en la minga y los papeles del coche a mano, caballero!”.

“Es una medida perfecta para evitar un factor de riesgo: si no dejan de practicarlo por temor a la multa, dejarán de ejecutarlo por el ridículo que supone imitar a un camión de la basura en pleno orgasmo”, aseguran desde la DGT.

En previsión del éxito de la campaña, se prevé que la Dirección General de Tráfico actúe también sobre otras actividades peligrosas como hacer puenting, ir a un dentista sin licencia, hacerse socio de la Real Sociedad o mirar Telecinco más de doce minutos. Lo que sea necesario con tal de vivir en un mundo más seguro.