Guardia Civil rompe una silla en una pelea de bar y la silla es acusada de terrorismo

Redacción

Un Guardia Civil borracho rompe una silla en un bar y acusan a la silla de terrorismo 25 de marzo de 2019 13:58

Navarra ha sido testigo de un nuevo acto de violencia inusitada contra los cuerpos de seguridad del Estado. En esta ocasión, un Guardia Civil, que se encontraba en un bar peleándose sin molestar a nadie, ha partido una silla del local por la mitad. La Audiencia Nacional ha acusado a la silla de terrorismo.

Una pareja de Guardia Civiles que patrullaban por las cercanías del local se vio obligada a actuar: "tuvimos que entrar para separar a la silla de nuestro comportamiento, se estaba poniendo muy agresiva".

"Sabemos que son sillas antisistema que están radicalizadas. Notaba sus miradas de odio", afirma el Guardia Civil.

Según el atestado, la silla en cuestión presentaba "síntomas evidentes de embriaguez" a la par que un comportamiento agresivo, lo que induce a pensar que había estado "consumiendo estupefacientes ilegales". Ante la "notabilísima gravedad de los hechos", la Fiscalía solicitará penas de entre trece y quinientos años de cárcel para la silla, y tratará de acreditar la finalidad terrorista de la acción y su vinculación a Organización terrorista.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Jueves?