Inés Arrimadas, atropellada por negarse a ponerse el chaleco amarillo reflectante

"¡Que me da igual! ¡Que no me lo pongo! ¡Antes muerta que amarilla!", exclamó la diputada de Ciudadanos.

Arrimadas 6 de agosto de 2019 10:39

“Que te arranco la cabeza, subnormal”. Estas palabras, dirigidas a un periodista que le preguntó cómo se encontraba, demostraban que Arrimadas seguía siendo la de siempre después del grave accidente. Fueron las primeras declaraciones de Inés Arrimadas a la salida del Hospital donde fue atendida después de salvar la vida de milagro al ser arrollada por un camión en el arcén de la M-40.

Una vez ya más calmada, Arrimadas explicó a la prensa lo sucedido: “Pinchamos una rueda y salimos del coche para cambiarla. Mi marido quería que me pusiera el chaleco reflectante, pero cuando vi que era amarillo golpista, me negué”.

Preguntada por si valió la pena arriesgar su vida por una causa tan absurda, la líder de Cs volvió a mostrarse alterada:

“¿¿Me estás llamando loca?? ¿¿Me está llamando loca el pabo este?? Mira, prefiero morir atropellada que vivir como una supremacista etarra chavista okupa de mierda, asín de claro te lo digo”.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Jueves?