Jaurías de cuñados abandonados causan problemas en toda España

Desorientados tras las cenas navideñas, se reagrupan y asilvestran a la espera de una familia que les acoja.

Escuin

PrehistoricInterior 2 de enero de 2019 17:00

Mientras los pasteleros ultiman sus pizcas de glutamato monosódico y grasa transgénica para los roscones de Reyes, miles de familias en España dan por zanjado el periplo de cenas navideñas y ponen sus ojos (y su ansia asesina) en las próximas rebajas. Pero, tras la orgía de comida, vino y argumentos baratos, un sector de nuestra sociedad queda abandonado y relegado sin función alguna: los cuñados.

“Algunos ejemplares de cuñado bien tratados son cedidos a cafeterías de empresa o a barras de bar de barrio, donde se mantendrán realizando tareas de sparring cuñadil hasta la próxima cena de Navidad”, asegura Agnés Llofriu, de PROPROCU (protectora pro cuñados), “Pero, la mayoría, serán abandonados a su suerte en polígonos y whiskerías de toda España”.

Según fuentes de WWF (los del panda, no los de pressing catch) los grupos de cuñados asilvestrados ya se están haciendo notar en toda la geografía española: “El pasado martes, en Málaga, asaltaron a dos jóvenes con la intención de explicarles por qué no tenían ni puta idea de invertir en bolsa. Mientras que esta mañana, en Barcelona, un grupo de cuñados increpaba al personal de una churrería tras intentar que les sirvieran gintonics en copas globo. Es necesario controlar esta situación y forzar la colocación de un chip en cada cuñado por ley”

LO PETA

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Jueves?