El jefe de Glovo amenaza con llevarse su látigo a países más comprensivos con su modelo de emprendimiento

Escuin

GlovoInterior 30 de septiembre de 2019 7:19

El jefe de Glovo amenaza con llevarse su látigo a países más comprensivos con el esclavismo, o eso es lo que entendimos cuando Oscar Pierre amenazó con “trasladar sus inversiones” a otros lugares. Oh, no, por favor. ¿Qué harán los pobres repartidores atados a los criterios unilaterales de una app, a sus horarios, a sus tarifas pero (eso sí) pagándonos ellos la cuota de autónomos?

“¿O sea, es que encima que les doy una preciosa bolsa de color amarillo tengo que contratarles? Esto no pasaba ni con Stalin. ¡Malditos burócratas! Si la gente está dispuesta a aceptar mis condiciones de mierd… ¡de libertad! ¿Cómo os atrevéis vosotros a poner palos en las ruedas del progreso?”, ha declarado el CEO de Glovo.

El joven emprendedor ya ha fletado varios barcos para llenarlos de riders y llevárselos allende los mares al más puro estilo siglo XIX, para ofrecer estos “Glovers: una fuerza de trabajo motivada, emprendedora y proactiva” a países menos tiquismiquis como Qatar, Sudán del Sur o bastiones aislados del Estado Islámico.

Según psiquiatras consultados, “la desfachatez de este tipo es tan exagerada que rebasa cualquier escala clínica. Un caso absoluto de psicopatía y desapego total con la realidad de sus conciudadanos debido a un trastorno mental o, lo más probable, a que sea un niño de papá no ha trabajado de verdad un día en su puta vida”.

LO PETA

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Jueves?