Manuela Carmena, desde Benidorm y con un gintónic, abiertamente favorable a un pacto de derechas en el Ayuntamiento de Madrid

La líder de Más Madrid, preocupada por la posibilidad de tener que volver al trabajo

Joel Díaz

Carmena Benidorm 5 de junio de 2019 15:12

Cazada por los paparazzis en las playa de la Costa Blanca, la aún alcaldesa en funciones se encuentra actualmente tomándose un descanso después de una intensa campaña electoral que, según afirma, la ha dejado “hasta el coño de política”.

Pese a haber ganado las elecciones, fue la primera en dar por hecho un pacto de derechas que la dejaría fuera de la alcaldía y, acto seguido, anunciar su dimisión en cuanto acabase sus obligaciones como alcaldesa en funciones.

Ahora, con la posibilidad de una ruptura de la coalición de derechas por la aparente negativa de Ciudadanos a aceptar un pacto de gobierno con VOX, Carmena ha sido tajante:

“Ahora que no me jodan, que ya tengo pagado el apartamento hasta octubre en primera línea de mar”.

Preguntada por su responsabilidad como receptora de más de medio millon de votos de madrileños aterrados con la posibilidad de un pacto PP-C’s-VOX, la madrileña de 75 años ha declarado que “no hay que hacer tanto drama, han ganado los fachas y ya está” y ha emplazado a la prensa a “hablar con el nene” para cualquier otra consulta política sobre Más Madrid en el futuro.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Jueves?