Miles de españoles enfurecidos con la monarquía viajan a Perpignan para comprar guillotinas

El gobierno francés, al corriente del peregrinaje masivo de españoles, ofrece descuentos de hasta el 50% en la compra de guillotinas

Marc Oliva

5 de septiembre de 2018, 06:00
Miles de españoles enfurecidos con la monarquía escapan a Perpignan para comprar guillotinas 4 de septiembre de 2018 23:27

Después de la negativa de PP, C’s y PSOE a abrir una comisión de investigación sobre el presunto blanqueo del Rey Juan Carlos, la ciudadanía ha decidido tomar cartas en el asunto y comprar guillotinas al país vecino para juzgar de forma justa y objetiva a la Família Real.

“El veredicto del juicio será muy fácil, si cuando haya caído el filo de la guillotina pueden levantarse y andar, querrá decir que son inocentes y pueden seguir con sus atareadas vidas”, declaraba uno de los compradores en Perpignan.

El motivo del enojo de los ciudadanos no es sólo el gasto de 8 millones anuales en la Casa Real, sino también el gasto de fondos públicos, por parte del CNI, para silenciar a las amantes del Rey Juan Carlos. “La monarquía es como tirar una moneda en la Fontana de Trevi, una tradición inútil”, declaraba otro indignado.

El líder del PSOE, también conocido como: Pedro el chaquetero, alega que no se puede investigar el presunto blanqueo dado que: “durante la época en que supuestíssimamente el monarca habría realizado el blanqueo, éste gozaba de total impunidad, bueno, la misma impunidad que ahora”, declaraba.

El enojo de los ciudadanos es tal que en Perpignan se han podido ver camisetas con el lema: “Habría salido más barato comprar todo el petróleo de Arabia Saudí que tapar la corrupción de la monarquía”.