Nueva Caledonia celebra un referéndum sobre su independencia y no pasa nada

Las votaciones en los colegios electorales se retrasan porque los organizadores creían que lo tradicional era esconder las urnas antes de la votación

Marc Oliva

5 de noviembre de 2018, 06:00
Nueva Caledonia celebra un referéndum sobre su independencia y no pasa nada 4 de noviembre de 2018 21:14

Nueva Caledonia ha celebrado un referéndum para decidir si se independizaba del Estado francés. Sin embargo, la votación se ha llevado a cabo sin ningún altercado destacable. Confusos por este hecho inesperado, muchos votantes han optado por cubrirse partes del cuerpo con cascos y protecciones por si había cargas policiales. “Según parece, en las democracias avanzadas, se pega a la gente por celebrar un referéndum”, declaraba un votante.

“Haber tenido un referéndum un poco movidito hubiese situado Nueva Caledonia en el mapa. Mucha gente piensa que somos una tienda de calcetines”, declaraba un votante diferente.

Por su parte, el Gobierno francés no ha querido intervenir en el debate para no influir en el resultado de la votación: “Nos hubiese encantado tener una reacción tan madura, proporcionada y democrática como la del Gobierno español, pero hemos optado por la no intervención y permitir que Nueva Caledonia decida libremente”, declaraba el Presidente francés.

Una de las anécdotas del referéndum ha sido que varios políticos independentistas se han puesto a disposición judicial por si querían imputarles por algún delito como sedición, rebelión o malversación.

“Se ha podido debatir pacíficamente sobre todos los aspectos de la independencia tanto los puntos a favor como los puntos en contra. Quizás no seamos una democracia tan avanzada como la española, pero nos ha funcionado”, declaraba un votante que nada tiene que ver con los anteriores.