Las news

Por

Ponsí

Nueva sorpresa en el mundo literario tras desvelarse que Pérez-Reverte es el seudónimo de 3 chihuahuas capados muy rabiosos

Uno se llama 'Arturo', el otro 'Pérez' y el otro 'Reverte'

comparte este artículo

Las news

Por

Ponsí

Nueva sorpresa en el mundo literario tras desvelarse que Pérez-Reverte es el seudónimo de 3 chihuahuas capados muy rabiosos

Uno se llama 'Arturo', el otro 'Pérez' y el otro 'Reverte'

Por

Ponsí

carmen mola

El sector literario ha vuelto a estremecerse. Tras desvelarse que la escritora ganadora del planeta Carmen Mola eran en realidad 3 hombres, hoy se ha descubierto que Pérez-Reverte no es una persona humana sino que se trata del seudónimo usado por 3 chihuahuas capados muy rabiosos.

La historia se remonta varios años atrás, cuando su propietario descubrió que mojándoles la cola en tinta, los cánidos eran capaces de escribir artículos y novelas moviéndola en un papel en blanco.

Decidió tentar la suerte y mandó el primer manuscrito a una editorial bajo el nombre de ‘Arturo Pérez-Reverte’. Esta estrategia no solo dio resultado, si no que los catapultó a la fama literaria.

La fuente de inspiración de los perretes suelen ser sus paseos en el parque, de ahí han salido libros como la saga de ‘El capitán Alatriste’ basado en el día que se encontraron una paloma con una ala rota o Hombres Buenos (2015) cuando un jubilado les dió una galleta.

Sin embargo, no todo ha sido un engaño apacible ya que el pastel ha estado a punto de descubrirse tras publicarse Perra e hijos de Perra (2014) y Los perros duros no bailan (2018).

“Yo intenté que no mandaran el manuscrito -bueno, colascrito- ya que era muy obvio que eran chuchos escritores pero me mordieron la mano al intentar impedírselo” relata su dueño.

El hombre también reconoce que la literatura no es de mucha calidad y que se nota mucho que son perros ya que solo hablan de temas muy primarios que evidencian que eso solo lo ha escrito un animal y que siempre recaen en tópicos sexuales demostrando su frustración sexual tras haber sido castrados de pequeños. “El próximo animal de compañía que me compre será un pez que no tiene extremidades” ha confesado el dueño.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Jueves?