Pablo Casado es imputado por sedición y rebelión tras subirse a un coche con una bandera

La Fiscalía pide 30 años de cárcel tras filtrarse una foto en la que aparece sobre el techo de un vehículo aparcado

Modgi

25 de junio de 2018, 11:32
Pablo Casado subido a un coche 25 de junio de 2018 9:32

La Justicia española podrá ser desproporcionada pero al menos es coherente. El candidato a liderar el PP, Pablo Casado, ha sido imputado por la Audiencia Nacional por los delitos de sedición y rebelión tras filtrarse una imagen en la que aparece subido en el techo de un coche mostrando una bandera de España.

Casado ha sido víctima del mismo procedimiento que imputó a Jordi Sànchez y Jordi Cuixart.

Los líderes de ANC y Òmnium, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, respectivamente, permanecen encerrados en la cárcel desde el 16 de octubre de 2017 por subirse a un coche de la Guardia Civil durante una manifestación. Al igual que en aquella ocasión, la Fiscalía considera que los actos de Casado “constituyeron una insurrección, un levantamiento violento alentado por el querellado, que desobedeció públicamente y mostró su resistencia colectiva a la autoridad legítima del Estado”.

Según el auto, Casado fomentó un episodio de "ocupación masiva de las calles" con el objetivo de "parar el país" por medio de un "levantamiento violento".

El candidato del PP mantiene la esperanza de evitar la cárcel. Para ello, según la Fiscalía, deberá declarar en la Audiencia Nacional demostrando que "hay buena voluntad y se acepta la nueva realidad política". Para reforzar este hecho, Casado realizará la declaración ante la juez con la palma de la mano derecha abierta y el brazo extendido.