País que tiene a emigrantes regentando pizzerías por todo el planeta se niega a acoger extranjeros en su casa

Los racistas italianos se oponen a dar refugio a los migrantes mientras sueñan con abrir una 'trattoria' en Nueva York

Modgi

25 de junio de 2018, 09:00
fascistas italianos 24 de junio de 2018 18:18

Se calcula que tres millones de italianos viven fuera de sus fronteras. Es decir, un 5% de la población italiana está formada por emigrantes, los cuales fueron acogidos por países tan distintos como los Estados Unidos, Alemania o Argentina. Sin embargo, este dato no convence a los fascistas italianos, que siguen negándose a acoger a extranjeros en su propio país.

"¡Todo el mundo sabe que los extranjeros solo vienen a robar!", afirma Giovanni Mascarpone, cuya canción favorita es 'Yo tengo un tío en América', de West Side Story.

Encomendados al fervor xenófobo de su vicepresidente, Matteo Salvini, los italianos rechazan acoger a los migrantes que naufragan en aguas del Mediterráneo, abandonándolos así a una muerte segura. Esta postura está ocasionando fuertes discusiones públicas en Italia, aunque lo cierto es que allí tampoco necesitan mucho para discutir.

"¡Si tanto os gustan los inmigrantes, metedlos en vuestra casa!", exclama un italiano mientras cruzaba la frontera con España con el objetivo de abrir un pizzería en Barcelona.

Esta misma mañana, un barco de pasajeros ha zarpado de la costa italiana, repleto de italianos de clase baja que solo buscan empezar una nueva vida en la tierra de las oportunidades. Sus pasajeros han asegurado que, como vean a una sola balsa de migrantes intentando entrar en Italia, los hundirán en alta mar a escupitajos.