El Papa instala un Chiquipark en el Vaticano

'A los niños les gusta estar en bolas' ha declarado

Ponsí

7 de septiembre de 2018, 06:00
Curas pedofilos 6 de septiembre de 2018 20:36

Esta mañana, el Papa anunciaba en Twitter que había dado luz verde a un ChiquiPark en el Vaticano. Según su portavoz, se espera que este sea el primero de muchos y compense el daño provocado por los contínuos abusos perpetrados por los eclesiásticos a lo largo de la historia.

Queriendo saber más, nos hemos puesto en contacto con Su Santidad. Entrevistado por teléfono, nos cuenta:“Habrá un montón de actividades. Los niños podrán pintarse la cara con la sangre de Cristo, habrá una capilla hinchable, etc."

Le preguntamos si también dispondrán de una cama elástica, algo que encanta a los más jóvenes. "Bueno, una cama habrá" nos dice Francisco.

También nos dice que no todo será ocio, y también se incorporarán elementos típicos del cristianismo: “Habrá un confesionario, para que los niños puedan confesar sus pecadillos: si copiaron un examen, si hicieron trampas jugando a canicas, cuando fue la última vez que practicaron BDSM...”

Sin embargo, esta pionera idea ha sentado mal a la curia vaticana. El malestar ha llegado después que varios cardenales hayan protestado por la instalación de una piscina de bolas y no una para ir 'en bolas’.

Por otro lado, el Papa ha dicho que si el proyecto tiene éxito, podría ampliarse: “Aunque por el momento sea modesto, no descarto extenderlo en otras dependencias del Vaticano. Es cuestión de lo que quieran los niños. Para ello, les vamos a hacer encuestas para saber su nivel de satisfacción. En mi despacho ya he dispuesto todo para entrevistarme con ellos: un bloc de notas, velas y un champán fresquito.”