Pillan a Rivera mendigando votos tras anunciarse el descalabro de C's

"Lo vimos mal pero pensábamos que venía de after" aseguran

Ponsí

encuestas ciudadanos 10 de octubre de 2019 7:26

La cosa no pinta bien para el partido naranja y es que ya son varias encuestas que pronostican una debacle en Ciudadanos. Sin embargo, lo que nadie esperaba, es que Rivera se lanzara a la calle a mendigar votos intentando tocar la fibra sensible de la gente.

Enfundado en una chaqueta desgastada, el líder naranja ha sido avistado por el Rastro y por el Retiro intentando que los ciudadanos les dieran su voto. A pesar de que sospechábamos de que se trataba de un disfraz, fuentes cercanas nos han asegurado que la indumentaria es suya: “Es la chaqueta de los pactos que se encuentra en un estado deplorable de tanto ponérsela y quitársela.”

Hemos preguntado a la gente que se ha acercado y nos han contado que les ha dicho: “Es triste pedir pero más triste es pactar.”

Hacia el mediodía, Rivera ha cambiado de estrategia y ha abandonado las calles. Se ha dirigido al estación de Lavapiés, se ha subido al metro y vociferando que es un refugiado de “la Catalunia”, ha continuado pidiendo el voto para su formación.

Pero no ha sido hasta la tarde cuando la suerte ha cambiado para Rivera. Mientras deambulaba por el Paseo del Prado, un flamante coche oficial se ha parado a su lado. De él ha salido Pedro Sánchez quien le ha invitado a subir. Posteriormente se han dirigido a una carísima tienda de ropa del barrio de Salamanca y al ritmo de la canción 'Pretty Woman' de Roy Orbison, Sánchez le ha dejado elegir la ropa que quisiera a cambio de tener su apoyo en la investidura.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Jueves?