Prohíben follar en el campo para evitar nuevos incendios

El perreo, cruising y pajearse también quedan prohibidos para evitar cualquier tipo de frote peligroso.

Escuin

Bosque2 27 de junio de 2019 17:54

Suben las temperaturas, y la sequía y el viento convierten el campo en una yesca en busca de la chispa ideal para comenzar a arder. Por ello, bomberos y protección civil han prohibido cualquier actividad al aire libre que pueda subir la temperatura o generar peligrosas chispas innecesarias: barbacoas, quema de rastrojos y, sobre todo, pajas campestres.

No sólo quedan vetadas las actividades sexuales en pareja. Según Alfonso Pi, de protección civil, “lo más peligroso son los abueletes voyeurs. El frote de la paja bolsillera contra ese pantalón de tergal genera cantidades de electricidad estáticas dignas de un acelerador de partículas que, eventualmente, pueden terminar en chispa y, por lo tanto, en incendio”. Así que, para evitar un mal mayor, lo mejor será cerrar los montes, como mínimo a todas las parejas, tríos o grupos a las que no les vaya la lluvia dorada o el squirting”.

Las asociaciones de cruising e intercambio de parejas en el monte ya han puesto el grito en el cielo y amenazan con movilizaciones para denunciar la criminalización de su actividad. Aunque, para calmar los ánimos, el gobierno ha anunciado un plan especial que permitirá a la sociedad continuar con su habitual desahogo, compensando la pérdida de espacio natural con un aumento en el número de filas finales en los cines, la creación de nuevos miradores con aparcamiento, baños públicos y la instalación de más fotomatones en las estaciones de metro.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Jueves?