Puigdemont volverá a España de neonazi para evitar la cárcel

La falta de actuación por parte de la Justicia hacia el colectivo neofascista garantiza su inmunidad

Carles Ponsi

Puigdenazi 14 de enero de 2018 21:42

Cuando parecía ya imposible que Puigdemont podría regresar a Barcelona para ser investido President, un nuevo giro de guión ha vuelto a sacudir la actualidad. Esta vez, los ideólogos del PdeCat han hecho una nueva jugada maestra y han decidido que Puigdemont vuelva como neonazi.

Puigdemont, que nos atiende desde Bruselas, nos cuenta: “Así me aseguro de que no me van a hacer nada. Fijaos la impunidad con la que se mueve la extrema derecha por España. No los detienen, no los mandan a la cárcel. La justicia les toca menos que el rey Juan Carlos a la reina Sofia”.

Puigdemont, a quien siempre habíamos conocido por su característico pelazo, ahora luce una brillante calva de neonazi. El president exiliado nos cuenta: “ Ha sido todo un cambio. Lo bueno es que ahora mi hija no se asusta cuando me ve. Antes me tenía pánico porqué pensaba que en mi cabeza vivía el tío Cosa de la familia Adams”.

Otro de los sorprendentes cambios que notamos en Puigdemont, son los diferentes tatuajes con símbolos fascistas. “Me tenía que meter en el papel. La ropa, el look, los tattoos... todo está estudiado al milímetro para parecer de la ultraderecha. Hasta llevo 10 días solo viendo Intereconomía para interiorizar mi rol de neonazi”.

Por el momento, el ministerio del Interior no se ha querido pronunciar. Según fuentes extraoficiales, se está mirando de encontrar la manera de que las manos de la Justicia se ciernen sobre él, pero por el momento no se ha hallado la solución de conseguir la fórmula para detenerle. Nuestra fuente nos confiesa:

“Es que ahora que no parece independentista con estas pintas, parece taaaan buena persona...”

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Jueves?