Retiran el boicot a Gillette tras intentar afeitarse con cera

"Ha sido todo un tirón de empatía. Ahora entiendo muchas cosas", asegura un antiguo promotor de la acción.

Escuin

Afeitado2 18 de enero de 2019 6:35

El grupo de machitos que ha puesto en grito en el cielo pidiendo el boicot a una marca de maquinillas de afeitar, también conocidos como el colectivo veo-un-anuncio-que-pide-acabar-con-comportamientos-repugnates-y-yo-me-ofendo ha decidido terminar con sus protestas. El detonante: intentar arrancarse el vello con cera depilatoria tras renunciar a todas las maquinillas.

“Fue sentir el primer tirón y darme cuenta de todo: del sufrimiento impuesto por el heteropatriarcado, la carga mental, el techo de cristal… Lloré, sí. Mucho. Pero ahora entiendo que hay que ser de hierro para no hacerlo. Y todo hombre que base su credo en una lógica VinDieseliana debe aceptarlo: si ellas pueden con esto, es que son más fuertes que nosotros. Respeto”, declaraba emocionado @MonguerMacho (ahora @AliadoConverso) en Twitter.

Aun así, los más reaccionarios han decidido seguir con su protesta hasta el final y han creado el reto #CeraManChallenge. La esfera feminista, que iba a recordar que tampoco es necesario depilarse, que es una imposición absurda hacia las mujeres, ha preferido callar, inteligentemente, y así disfrutar un poco del espectáculo que supone ver a cientos de machirulos en Youtube soltando lágrimas para demostrar que pueden soportar el challenge.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Jueves?