Rivera crea el Día del Orgullo Ciudadano para prohibirle la participación al colectivo LGBT

"Son unos ciudanófobos" asegura enfadado

Ponsí

ciudadanos marcha 29 de junio de 2019 22:52

Despechado y vengativo. Así se mostraba Albert Rivera ante la prohibición a Ciudadanos de participar en la marcha del Orgullo LGBT. Sin embargo, lejos de asumir la crítica que suponía este veto a los pactos realizados con VOX, Rivera se lo tomaba como una afrenta y decidía crear el Día del Orgullo Ciudadano para impedir al colectivo LGTB participar en él.

Rivera, que se mostró muy duro con la organización de la marcha del Día del Orgullo, no escatimó en reproches ante la situación: “Mucho reclamar sus derechos pero ¿y mi derecho a hacerme la fotito gayfriendly anual?”

Además, el líder naranja alegó que el colectivo LGBT debería haber aceptado la participación de Ciudadanos pues es un partido al que siempre se ha atacado y discriminado: “Con su veto no son conscientes de lo que hemos sufrido. Como se nota que a ellos nunca les ha tocado vivir situaciones así.”

La celebración de la marcha del Orgullo Ciudadano se ha realizado sin incidentes ya que solo ha consistido en Albert Rivera recorriendo la ciudad por el carril VAO. Pecho hinchado y paso firme, ha desfilado durante toda la tarde enarbolando una bandera arco iris con todos los tonos del naranja, desde un estridente butano al bronceado Zaplana.

La marcha ha terminado con Rivera poniendo temas de Marta Sánchez y de Malú en el móvil desde lo alto del banco de la plaza. Aprovechando su posición, y después de pedir silencio a las palomas que arrullaban a su alrededor esperando que les tirara algún mendrugo, ha leído un manifiesto a favor de los derechos del partido naranja. Después de diez minutos de intensas soflamas, un emocionado Rivera ha terminando el discurso coreando lemas a favor del matrimonio entre Ciudadanos y VOX.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Jueves?