Rosa Díez da un golpe de estado en el Congreso armada con un gin-tonic

"Me sirven otro, coño" ha bramado

Ponsí

rosa díez 24 de noviembre de 2019 18:39

Al final ha ocurrido. Después que este fin de semana, la exlíder de UPyD promoviera desde sus redes sociales una revuelta popular que apartara a Sánchez del gobierno, esta mañana, en un claro estado de ebriedad, Rosa Díez ha dado un golpe de estado en el Congreso armada con un gin-tonic.

A primera hora de la mañana, los agentes que usualmente custodian el Congreso de los Diputados han advertido su presencia cerca de las estatuas de leones, algo que suele ser habitual, ya que los confunde con personas y les pregunta donde hay un bar cerca.

Sin embargo, esta vez, Rosa ha conseguido escabullirse dentro del Congreso. Uno de los ujieres que se hallaba en el edificio a esas horas nos relata sorprendido como Díez, estando las luces apagadas, ha podido abrirse paso en la oscuridad y llegar al bar sin tropezar. “Es como si la guiara el instinto” asegura.

Del bar se ha desplazado haciendo eses hasta el hemiciclo donde se ha subido al atril. Con la mirada perdida y balanceándose, ha apuntado hacia los escaños con el vaso de gin-tonic exigiendo a los diputados que se dejaran de esconder, algo imposible pues la sala se encontraba vacía al no haber plenario.

Afortunadamente, los agentes de policía no han necesitado recurrir al uso de la fuerza, pues después de unos minutos vociferando, Rosa ha caído dormida encima del atril. Sin embargo, lo que parecía una curiosa anécdota ha terminado en tragedia cuando Díez ha dejado gravemente heridos a los 7 agentes que intentaban sacarle el gin-tonic de la mano.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Jueves?