Los secuestros de cuñados se disparan antes de Nochebuena

La policía sospecha de los familiares más cercanos.

Escuin

secuestro 18 de diciembre de 2019 16:57

La ola de desapariciones que tiene en vilo a la Policía desde hace semanas, sospechosamente, ha sido la que menos alarma social ha despertado en los últimos años. Cientos de cuñados están desapareciendo de nuestras calles y nadie parece saber el porqué (o quizá, todo el mundo lo sabe, pero nadie lo dice).

Según aseguran los principales periodistas de crónica negra, desde hace semanas, grupos de sicarios a sueldo secuestran a los cuñados más pesados, pedantes e insoportables para retenerlos en cautiverio hasta pasadas las fechas navideñas a cambio de un suculento rescate.

Los Community managers de VOX ya han puesto el grito en el cielo y han lanzado una campaña aconsejando a sus votantes evitar las calles menos concurridas y volver solo de noche a casa o, como mínimo, avisar siempre a un compañero de partido al llegar a casa.

Por desgracia, este maravilloso plan de negocio no ha funcionado: los cuñados están regresando a sus casas y sus familias les están reembolsando parte del dinero invertido. “Lo sentimos, pero no aguantamos a este cretino hasta el 26 ni por todo el oro del mundo”, rezaba el anónimo de disculpa que acompañaba al cuñado amordazado y abandonado en el felpudo de casa de los Pérez. “Si es que esta gente no tiene ni puta idea de secuestrar, ¡tolais!, si me dejaran a mí, ya verían qué pedazo secuestro”, ha añadido la víctima del secuestro.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Jueves?