Seis ejemplos de cómo los inmigrantes te roban el trabajo

6 casos paradigmáticos que demuestran que los inmigrantes les quitan el trabajo a los españoles

Modgi

31 de diciembre de 2018, 13:38
Cinco ejemplos de cómo los inmigrantes te están robando el trabajo. Seis ejemplos de cómo los inmigrantes te están robando el trabajo

1 / 8

La extrema derecha asegura que los inmigrantes nos están invadiendo y que vienen a España a quitarles el trabajo a los españoles. Esta tesis está siendo puesta en duda por algunos defensores del buenismo, la progresía y los datos estadísticos, pero aquí te demostraremos que tienen razón. A continuación te presentamos 6 ejemplos de cómo los inmigrantes están robando el trabajo a los españoles:

Futbolista. 1. Futbolista

2 / 8

Primer ejemplo: este señor se llama Marcelo y es inmigrante. Se puede apreciar perfectamente por su color de piel. Vino de Sudamérica sin estudios y sin un solo título pero, gracias a las ventajas que España ofrece a los extranjeros, actualmente trabaja como lateral izquierdo en el Real Madrid. Cualquier español estaba capacitado para ser el mejor lateral izquierdo titular del Real Madrid de todos los tiempos, pero este gobierno de extrema izquierda que odia a España ha preferido darle el puesto a un inmigrante. En otras palabras, le ha robado el trabajo a un español. ¿Acaso es eso justo? Pero hay más ejemplos...

Cantante de música negra. 2. Cantante de música negra

3 / 8

Esta mujer es negra y se llama Beyoncé. Este verano realizó un gira europea durante la cual estuvo cantando en España. Será que no hay cantantes de música negra blancas. Pero no, tiene que venir una negra a cantar música negra. Además, durante la gira se trajo a su marido, también negro, para cantar (o sea, para trabajar) con ella, demostrando que los inmigrantes se aprovechan de nuestras leyes para efectuar la reagrupación familiar.

inmigrante fresas. 3. Recolector de fresas

4 / 8

Otro ejemplo: este hombre abandonó su casa, su familia y su país para cumplir el sueño de venir a recoger fresas a España. Trabaja jornadas de catorce horas bajo un Sol abrasador cobrando 1,5€ a la hora. Recoger fresas por un sueldo de mierda en unas condiciones infrahumanas es un trabajo con el que sueñan millones de patriotas españoles. Pero claro, como este señor es inmigrante, prefirieron dárselo a él. Por si fuera poco, este inmigrante ni siquiera se ha adaptado a costumbres españolas como estar dado de alta en la Seguridad Social, estar protegido por un convenio laboral o comer tres veces al día. Qué vergüenza...

Limpiadora. 4. Limpiadora

5 / 8

Esta mujer vino de latinoamérica para cumplir su sueño de trabajar como limpiadora, camarera de piso y asistenta de personas de la tercera edad en una residencia. Todo ello, por supuesto, a cambio de un salario irrisorio para el que además ha tenido que darse de alta de autónoma. No se conformó con uno, sino que tuvo que robar tres, ¡TRES!, trabajos con los que sueña cualquier español cuando es pequeño. Porque eso es lo que responden los niños y niñas españoles cuando les preguntas qué quieren ser de mayores: "yo de mayor quiero ser astronauta o, en su defecto, tener un triple empleo de limpiadora, camarera de piso y cambiar pañales de viejo a rebosar de mierda en una residencia".

inmigrantes inditex. 5. Cosedora para una gran marca de ropa española

6 / 8

Este es ya un caso flagrante de robo de empleo a los españoles: se trata de personas que trabajan cosiendo ropa para Inditex. Además, lo hacen desde Bangladesh. Es decir, que en este caso, los inmigrantes ni siquiera han necesitado abandonar su país para quitarle el trabajo a un español. El propio empresario se ha encargado de ello. Encima, algunas de las que trabajan en este sector son niñas. Es decir, que mientras muchos niños españoles están en paro, las niñas inmigrantes les quitan el trabajo desde la India. Indignante.

Los borbones. 6. Los borbones

7 / 8

El último caso es sin duda el más indignante de todos ellos: esta familia pertenece a un peligroso clan conocido como 'Los borbones'. Son inmigrantes de origen francés, a pesar de que su patriarca, Juan Carlos I de Borbón, nació en Roma. Caso paradigmático de inmigrantes que viven de las ayudas del Estado, no solo no trabajan, sino que algunos de sus miembros se dedican a la delincuencia o están implicados en negocios de dudosa legalidad como el tráfico de armas. En resumen, son la típica familia peligrosa del Este. Además, los miembros del clan no paran de crecer. Si siguen a este ritmo, al final habrá más borbones que españoles. ¡No los podremos mantener!

1 / 8