Sergio Ramos mira a Hierro con desconfianza preguntándose "quién es este señor que habla como si fuera mi jefe"

"¿Dónde está Lopetegui?", se cuestiona un confuso Ramos mientras intenta comprender qué sucede a su alrededor

Modgi

14 de junio de 2018, 10:40
Fernando Hierro sustituye a Lopetegui 14 de junio de 2018 8:39

El fichaje de Lopetegui como entrenador del Real Madrid ha provocado su fulminante destitución como técnico de la selección española. Los jugadores de 'La roja' se han mostrado contrariados por el despido de su entrenador, aunque finalmente todos han asumido que su nuevo míster es Fernando Hierro. Todos excepto uno: Sergio Ramos.

"Hum... Aquí pasa algo raro. ¿Quién es este tío que nos habla como si fuera el jefe? ¿Y por qué tiene orejas de koala? Y lo más importante, ¿dónde está Lopetegui, el señor que me ataba los cordones de las zapatillas?", se preguntaba un confuso Ramos.

Fernando Hierro ha inaugurado su primera sesión de entrenamiento con una charla dirigida a sus jugadores en la que daba explicaciones acerca de la nueva situación. Durante los diez minutos que ha durado el discurso, Ramos ha estado mirando a Hierro con los ojos entrecerrados y el ceño fruncido. El defensa del Real Madrid observaba cómo los labios del técnico se movían, pero al cerebro de Ramos solo llegaban mensajes incomprensibles como "blablabla", "nosequé-nosecuántos" o "este señor tiene la boca llena de dientes".

Así fluían los pensamientos en la cabeza de Sergio Ramos durante el discurso de su nuevo entrador:

"Hum... Habla mucho. Bueno, voy a hacerle caso a este tío porque mueve los brazos y la boca como si supiera cosas. Sí, este tío controla la situación. Aunque por otra parte, no me he enterado de nada de lo que ha dicho, así que ahora es demasiado tarde para hacerle caso. Bueno, Sergio, tú asiente con la cabeza y sonríe. Eso siempre funciona", se ha dicho Ramos a sí mismo justo antes de sonreír al entrenador y asentir con la cabeza. Un gesto que ha tranquilizado a Hierro, quien lo ha interpretado como la bendición por parte del capitán de la plantilla.

Tras terminar su charla, Fernando Hierro ha pedido al capitán Ramos que se dirigiera a sus compañeros. El resultado ha sido una arenga harto confusa.

Estas han sido las palabras de ánimo que Ramos ha lanzado a sus compañeros de selección: "bueno... pues a ver. No sé qué está pasando. No tengo ni puta idea de quién es este tío de las orejas grandes. Pero... está todo controlado. Las dificultades... hum... son raras. Lo que no te mata te hace más fuerte. Aunque a veces no te hace más fuerte. A veces también puede dejarte paralítico o cosas así. Pero yo qué sé, es igual. Lo importante es que representamos un escudo y una camiseta: somos el Madrid. Esperemos aquí sentados un rato, a ver si viene Lopetegui. ¿Alguien sabe cómo se atan los cordones de las zapatillas?".