Susana Díaz viaja al pasado para terminar con los padres de Pedro Sánchez

La guerra en el PSOE da un salto en el tiempo

Escuin

1 / 5

La actual presidente de la Junta de Andalucía no tiene mal perder, todo su círculo ha aceptado la victoria de Pedro Sánchez y ha asimilado que no podrá ser Secretaria General del PSOE, al menos en esta realidad temporal.

2 / 5

Así, ni corta ni perezosa, Susana ha decidido modificar el curso de la historia a lo bruto y varios T-800 con la cara de Alfonso Guerra serán enviados al pasado para localizar y neutralizar el origen del mal: los progenitores de Pedro Sánchez.

3 / 5

“En un principio iba a ir yo misma", comenta Susana, "pero la posibilidad de cruzarme con mi yo pasado, o con un joven Felipe González y enamorarme perdidamente de él, podría desajustar el equilibrio espacio-temporal y provocar consecuencias inauditas, como que el PSOE gane las elecciones con Rubalcaba, por ejemplo. Además, lo de ir con recortada y Harley no es mi estilo. Soy más de puñal y coche oficial, la verdad.”

4 / 5

Desde la resistencia del sector afín a Pedro Sánchez ya se ha comenzado a trazar un plan, y la supuesta dimisión de Antonio Hernando no es una coincidencia: “Su lealtad y moralidad es más flexible que el T-1000 de metal líquido, creemos que puede ser el rival ideal contra los esbirros de Susana”.

1 / 5

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Jueves?