Polémica durante la presentación de su candidatura a la alcaldía.

Valls afirma que "los barceloneses estamos hartos de guiris con ínfulas"

Escuin

VallsInterior 14 de diciembre de 2018 6:49

Durante la tarde de ayer, el ex Primer Ministro francés, Manuel Valls presentó oficialmente su candidatura a la alcaldía de Barcelona. Una candidatura transversal, aunque con cierto tinte naranja, que pretende arrebatar a Ada Colau el bastón de mando de la capital Catalana y hacer valer el cariño y la relación especial que tiene Valls con la metrópolis.

“Los Barceloneses de toda la vida estamos hartos de que la ciudad se llene de guiris con ínfulas que creen comprendernos”, declaró Valls tras su presentación, en petit comité, mientras degustaba una tradicional paella fluorescente en las Ramblas. “Pasan dos semanas aquí y ya se creen ‘locals’, arrebatándonos nuestras más preciadas tradiciones: tomar chocolate en la calle Petritxol, ser robados por carteristas, beber sangría de tetrabrik en la Plaça Reial... ¡Basta!”

Respecto a otros temas que preocupan a la ciudadanía, Valls ha prometido más seguridad en las calles, más iluminación, ha apretado muy fuerte los puños y sonreído fríamente, sin contestar, al hablar de inmigración ilegal, y ha prometido investigar a fondo qué son esos extraños lugares llamados Sants o Nou Barris que algunos conocidos le han comentado que existen: "Visitaré esos lejanos lugares tan pronto como llegue allí el…¿cómo se llama eso que va bajo tierra lleno de gente pobre? ¡Ah, sí, el metro!".

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Jueves?