Villarejo usó el teléfono de Pablo Iglesias para enviar fotopollas

El mal viste gorra y portafolios de piel

Escuin

Villarejo2 28 de marzo de 2019 8:19

El caso del móvil robado a Pablo Iglesias por parte del comisario Villarejo ha destapado un tentáculo más de la policía política creada por el PP a fin de desactivar a cualquier amenaza, un lodazal de corrupción policial y una galería repleta de fotos risibles.

Y es que, el Comisario, no sólo intentó obtener datos sensibles del smartphone del líder de Podemos, si no que, una vez con el terminal en su poder, intentó minar su credibilidad entre sus contactos.

“Y ya pensé que algo raro le pasaba a Pablo”, comenta un afiliado cuyo contacto se encontraba en el teléfono de Iglesias, “de golpe comenzó a crear grupos y enviar bromas cuñadas sacadas de Cabronazi. Nada propio de él. Y cuando empezó a compartir fotopollas… ¡todos sabemos que Pablo gasta bastante más que eso!”

Tras el fallido intento de desacreditación vía fotopolla, Villarejo se dedicó a comprar apps mierder y vidas en el Candy Crush para dejar a 0 la cuenta de Iglesias y a crear playlists de electrolatino en su Spotify.

“Lo peor fue cuando me devolvieron el terminal y el muy cabrón había cambiado el todo por el rap de Monedero y había puesto un fondo de pantalla con la cara de Errejón y Carmena. ¡Es un monstruo sin sentimientos!”, se lamentó ayer Iglesias ante el juez.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Jueves?